Novedades

2012-01-26 18:13:04 | modelos

Con cifras récord Škoda cierra el 2011



La compañía checa se ha mantenido en la senda de crecimiento en 2011, estableciendo un nuevo récord de ventas dentro de la industria automotriz. Las ventas de la marca incrementaron en un 15% respecto al año anterior (2010), registrando un nuevo máximo histórico de alrededor de 875.000 automóviles, superando así, los 762.000 de 2010

Asimismo, la introducción al mercado de nuevos modelos de la compañía (Citigo y Rapid) hizo que las cifras se elevaran aún más gracias al éxito que ambos automóviles  tuvieron en República Checa e India.

“Este ha sido un año sumamente importante para Škoda”, explica el Presidente del Consejo de Dirección del fabricante checo, Winfried Vahland. “Hemos iniciado con éxito la implementación de nuestra Estrategia de Crecimiento para 2018, creciendo de forma significativa y alcanzando un nuevo récord de ventas. Nuestra producción, ventas, situación financiera y posicionamiento internacional han vuelto a mejorar de modo superlativo”, agregó Vahland.

El próximo objetivo de la marca es muy claro: Elevar el volumen de ventas hasta el millón y medio de unidades anuales en 2018. “En el 2011, hemos creado una excelente base para lograr la meta”, indicó Vahland.

Škoda mejoró sus cifras de ventas en prácticamente todas las regiones en 2011. El mercado indio, que es un pilar importante en la Estrategia de Crecimiento de la marca, evolucionó de forma muy positiva, ya que creció un 50% hasta llegar a las 30.005 unidades vendidas. Oros mercados importantes como China, Alemania y Rusia también presentaron cambios dinámicos al alza.

Bajo la Estrategia de Crecimiento 2018, Škoda mantendrá su ritmo e inversión en nuevos modelos, mercados y en su capacidad de producción mundial. Un ejemplo es la fábrica de Mlada Boleslav, que será ampliada a mediados de 2012. De acuerdo con el plan de la marca, una vez que la ampliación entre en funcionamiento, las líneas de producción acogerán la fabricación de un tercer modelo, que complementará a los exitosos Octavia y Fabia.

También, la fábrica de Škoda en Vrchlabí (República Checa) producirá las transmisiones automáticas de doble embrague a finales de año para suministrar a la propia marca.